¿El dinero nos hace felices?

La pregunta utilizada como título de este post ha sido un debate a lo largo de la historia. ¿En verdad el dinero puede otorgarnos la felicidad? Difícilmente habrá otra cosa en el mundo que los humanos tengan en común como objetivo. Todos queremos ser felices, sin embargo, la felicidad es un concepto muy abstracto y subjetivo, por lo que las maneras de alcanzarla varía de innumerables formas. Para muchos, y pienso que para la mayoría, la felicidad consiste en estar saludable, mantener un núcleo familiar estable, conseguir el amor de su vida, tener paz interior, disfrutar de los pequeños y grandes momentos, sentirnos a gusto en nuestro trabajo, entre muchas otras cosas. Estas son las cosas que verdaderamente llenan el alma y que brindan las ganas de seguir viviendo en este mundo.

Por otro lado, el dinero forma una parte importante de las personas lån rentefrit i 30 dage. De hecho, un gran porcentaje de nuestras vidas la invertimos trabajando para percibir un sueldo, recibir un salario a cambio de nuestro esfuerzo, de nuestras habilidades, de nuestro tiempo, y el tiempo es vida. Le damos nuestra vida a una empresa para que con el dinero que la misma nos retribuye podamos disfrutarlo en el tiempo que nos queda. Si retomamos la lista de las cosas que nos hacen felices, ¿cuántas de ellas están relacionadas directa o indirectamente con el dinero? Veamos:

  • Estar saludable: la salud requiere de una buena inversión. Para estar saludable hay que alimentarse bien, tener una dieta balanceada y adecuada, consumir vitaminas, hacerse chequeos médicos anuales, entre otros. Todo esto implica de dinero.

  • Mantener un núcleo familiar estable: los valores familiares son netamente responsabilidad de la cabeza del hogar, como el amor, la tolerancia y el respeto. Sin embargo, las comodidades del hogar, como disfrutar de un buen techo, comidas consistentes, y condiciones mínimas también requieren de dinero.

  • Tener paz interior: Si nos sentimos bien con nosotros mismos y conformes con nuestras acciones podemos tener paz interior. Pero, ¿quién puede tener paz cuando hay que pagar la renta, servicios públicos o comprar alimentos y no hay dinero para cubrir dichos gastos?

  • Conseguir el amor de su vida: Este punto podría ser más polémico, pero tendrás menos opciones de conseguir al amor de tu vida si no inviertes en ti. Y me refiero a cosas mínimas como lucir presentable y oler a limpio.

En conclusión, el dinero es un requisito para alcanzar la felicidad. Aunque, y quiero resaltar, muchas personas requerirán más o menos dinero para ser felices. Todo dependerá de cuánta importancia le dé la gente a lo material. Como recita un muy famoso eslogan de una tarjeta de crédito / mini-lån, “hay cosas que el dinero no puede comprar…” Es verdad, el dinero no puede comprar un hogar, pero puede comprar la casa para tener un hogar. El dinero no puede comprar la salud, pero sí te ayuda a mantenerte saludable. Y definitivamente el dinero no puede comprar la paz, pero ¿acaso no tener deudas y tener qué comer no nos da parte de esa paz?